Beto Cuevas, con la puerta abierta a La Ley


Santo Domingo.-
Como un receso, define Beto Cuevas la separación de La Ley. El cantante y compositor que el próximo 12 de septiembre cumplirá 42 años, se presenta por segunda vez en el país luego de dejar la banda que le dio a conocer en la segunda mitad de la década de los 90, cuando presente su concierto “En la intimidad con Beto Cuevas”, el 30 de julio. El intérprete, que ha puesto su voz a temas como “El duelo” o “Mentira”, entiende como algo sano el hecho de que las agrupaciones se tomen un descanso luego de años juntos y trabajen en proyectos paralelos.

“Los grupos que toman decisiones como éstas lo hacen porque quieren sobrevivir”, expresa Cuevas en conversación telefónica desde Los Ángeles y quien no descarta la posibilidad de que La Ley se reúna.

Con “Miedo escénico”, su primer disco en solitario, a cuestas, el artista chileno expresa su entusiasmo de realizar un concierto en el que la cercanía con el público será una constante.

“La diferencia es que se crea algo íntimo, espontáneo”, comenta Cuevas, al referirse a lo que será su presentación en Hard Rock Café Santo Domingo.

En este formato de concierto el autor de “Háblame” reconoce que se aventura a vestir sus canciones de “una manera completamente orgánica” y al tener a la audiencia tan cerca podrá ver la reacción de la gente. “De repente hay alguien que te grita algo y se convierte en algo así como una especie de diálogo con el público que es algo muy lindo”, entiende el músico.

Con este material discográfico, el cantante da un paso musical en el que vuela con sus alas sin el temor a que hace referencia el título del CD.

“Es una oportunidad que me he dado para conocerme a mí mismo como artista, cuáles son mis límites, y conociendo mis límites, inventar como superarlos”, dice Cuevas al hablar sobre este álbum que ha sido bien recibido tanto por la crítica como por el público y al que que dedicó tres años.

EL “TEMOR” DE UN MÚSICO  
En solitario. Beto Cuevas lanzó “Miedo escénico” el año pasado y lo define como melancólico. El cantante, que ha probado suerte como actor, reconoce que es una suerte ser artista. “Esas situaciones melancólicas en vez de tragártelas y somatizarlas y convertirlas en enfermedades, yo las convierto en canciones”, dice.

Al referirse al nombre de la producción discográfica, Beto declara que se refiere al miedo de comunicarse cara a cara que sufre la gente en la actualidad.

“Es una metáfora sobre la falta de comunicación directa que tenemos hoy”, sostiene, al entender que los mails y los mensajes de texto han sustituido a las llamadas telefónicas y al encuentro frente a frente de las personas.

Honesto. Así lo califica ya que es más suyo que los que realizó con La Ley, donde era parte de un grupo.

“Orgánicamente más rockero que otros que he hecho con La Ley; honesto en su temática”.