Fiesta.- La llegada de las cuatro décadas de Jennifer López fue un justificado motivo que su esposo, Marc Anthony, no quiso dejar escapar. Por eso le preparó una tremenda fiesta sorpresa que logró emocionar a la actriz al llegar al Edison Ballroom, en Nueva York; ésta quedó muda de la emoción y dejó escapar algunas lágrimas mientras abrazaba feliz a Marc. J-Lo imaginó que sería una cena a dos, sin embargo fue recibida por varios amigos como Ricky Martin, Benny Medina, Leah Remini y Liza Minnelli, entre otros.

El cantante bautizó la fiesta como “An Evening For Lola” (una velada para Lola), porque así se refiere a Jennifer en la intimidad.

En la entrada del lugar un letrero tipo Broadway con los ojos de la homenajeada y el título de la fiesta recibió a los invitados.

Pero esta no fue la única fiesta que tuvo lugar con ocasión del aniversario de la actriz. También le demostraron su cariño los compañeros de rodaje de The Back- Up Plan, la película que está filmando en la ciudad de los rascacielos. Durante el rodaje, Jennifer recibió como regalo una gigantesca tarta de chocolate, decorada con una fotografía suya y con las tradicionales velas, que sopló entre risas. Por un día, la dieta quedó a un lado y dio buena cuenta del pastel, acompañándolo con una copa de champán, con la que brindó por sus espléndidos 40 años.

La artista estaba radiante y no dejó de recibir cariños de su famoso marido durante toda la noche.