Cameron no planifica su vida

Roma.- La actriz estadounidense Cameron Díaz asegura que en su vida “nunca” ha planificado, ni forzado nada y que continuará así porque ha comprobado que es una filosofía que “funciona”. 

La protagonista de “La Máscara” (“The Mask”, 1994) afirma poco antes de cumplir 37 años, el próximo 30 de agosto, que ha llegado a un “bonito lugar” en el que “finalmente” se conoce a sí misma, “Estoy contenta con mi vida y con las personas que me rodean - declara-. Tengo una familia extraordinaria y amigos fantásticos. Me siento estable, feliz y verdaderamente afortunada”. La actriz señala también que está “profundamente agradecida por todas las oportunidades que ha tenido”.

“Conseguir emocionar al público haciendo reír y llorar es un verdadero regalo.

Una bendición”, declara Díaz, en referencia a su último trabajo, “My Sister’s Keeper”, un drama familiar en el que comparte protagonismo con Jason Patric (“Sleepers”, 1996), Alec Baldwin (“Infiltrados” -The Departed-, 2006) y la joven Abigail Breslin.

Cuestionada sobre si la elección de sus últimos papeles, en los que interpreta a una madre, puede esconder un deseo real de serlo, la actriz responde: “No, creo que siempre he vivido mi vida sin forzar nada. Si los hijos llegan, serán bienvenidos.

Si no llegase a suceder, significaría que estaba escrito que no tenía que pasar.

Cameron Diaz se van a sorprender cuando la vean interpretar uno de los roles más dramáticos de su carrera en “La decisión mas difícil”, de Nick Casavettes. En esta cinta interpreta a una abogada madre de un niño dos niñas, una de las cuales está enferma de leucemia.

La otra, que fue concebida para ayudar a su hermana con transplantes, decide emanciparse legalmente.