Santo Domingo.- En lo adelante las reformas constituciones que realice la Asamblea Nacional, que versen sobre derechos, deberes y garantías fundamentales, tendrán que ser ratificadas a través de un referéndum convocado por la Junta Central Electoral. Para que la propuesta pase, requiere una votación por encima del 50 por ciento de los sufragantes, el total de los cuales debe superar el 30 por ciento de los electores.

Así lo aprobó este martes la Asamblea Revisora de la Constitución, al conocer el artículo 247 del proyecto de reforma enviado por el Poder Ejecutivo.

Artículo 247. Cuando la reforma verse sobre derechos, deberes y garantías fundamentales, el ordenamiento territorial y municipal, el régimen de nacionalidad, ciudadanía y extranjería, y el régimen de la moneda y la banca, y sobre los procedimientos de reforma instituidos en esta Constitución, una vez votada y aprobada por la Asamblea Revisora, requerirá de la ratificación de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo aprobatorio convocado al efecto por la Junta Central Electoral. 

1) La Junta Central Electoral someterá a referendo las reformas dentro de los sesenta días siguientes a su recepción formal.

2) La aprobación de las reformas a la Constitución por vía de referendo requiere del voto afirmativo de más de la mitad de los sufragantes, y que el número de éstos exceda del treinta por ciento del total de los ciudadanos que integren el Registro Electoral. Los votantes se expresarán por "Sí" o por "No".

3) Si el resultado del referendo fuere afirmativo, la reforma será proclamada por la Asamblea Nacional Revisora o en su defecto por cualquier autoridad de la República, incorporándose al texto constitucional.

Artículo 252. Leyes orgánicas. Las leyes orgánicas son aquellas que por su naturaleza regulan los derechos fundamentales, la estructura y organización de los poderes públicos, la función pública, el régimen electoral, el régimen económico y financiero, el presupuesto, planificación e inversión pública, la organización territorial, los procedimientos constitucionales, la seguridad y defensa, las materias expresamente referidas por la constitución y otras de igual naturaleza. Para su aprobación o modificación requerirán una votación calificada de las dos terceras partes de los presentes de ambas cámaras.

Artículo 253. Leyes ordinarias. Las leyes ordinarias son aquellas que por su naturaleza requieren para su aprobación la mayoría absoluta de los votos de los presentes de cada cámara.

Artículo nuevo. La República Dominicana tendrá representantes ante los organismos supranacionales, respecto a los cuales haya suscrito acuerdos que le reconozcan su participación y representación

Artículo nuevo. Para ser representante ante los organismos supranacionales se requiere ser dominicano en pleno ejercicio de derechos y deberes civiles y políticos y haber cumplido 25 años de edad, los representantes supranacionales, se regirán por las leyes y reglamentos que establezcan los organismos supranacionales para los que sean elegidos. Para este tipo de elección la circunscripción electoral será el territorio nacional. La ley determinará la forma de su elección.