Madrid.- Una niña de 12 años, de nacionalidad dominicana y nombre María Mercedes, ha muerto esta mañana en la puerta de su domicilio en el distrito madrileño de Puente de Vallecas tras recibir una puñalada en el tórax que le ha afectado al corazón. La madre, que ha sufrido una crisis nerviosa, ha sido trasladada a un centro hospitalario, según han confirmado fuentes judiciales.

Los hechos se han producido en una calle cercana a la M-30. Consuelo Aldeán, una vecina de nacionalidad peruana y 57 años, ha sido la primera en encontrar a la chica. Alertada por escuchar los gritos de alarma de la víctima, que decía: "¡Auxilio! ¡Socorro! ¡Déjame, déjame!" se acercó al portal. La chica estaba tendida en el suelo y tenía una herida en el lado izquierdo del pecho que sangraba abundantemente. La vecina ha intentado, según ella misma ha explicado, tapar la herida con una toalla, sin éxito. Además, Aldeán, que lleva 16 años viviendo en el mismo edificio en el que residía la víctima, ha visto acercarse al edificio a un joven moreno con camisa rosa y pantalón gris. Ella pensó que intentaría socorrer a la víctima, pero el joven salió corriendo cuando ella se acercó.

Cuando ha llegado la policía, la niña estaba en parada cardiorrespiratoria, de la que no pudo ser recuperada. Los agentes están buscando al autor de los hechos. El cadáver será trasladado en las próximas horas al Instituto Anatómico Forense, donde se le practicará la autopsia.

La madre de la menor, según han explicado algunos vecinos, llevaba dos años residiendo en España, aunque en el barrio solo llevaba quince días.