Santo Domingo.- Las autoridades haitianas reportaron tres casos comprobados de gripe A H1N1, dos de ellos en soldados de la Misión de la ONU, y al menos catorce casos sospechosos que se están investigando.

Philippe Breux, representante local de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo en una rueda de prensa el pasado viernes que los responsables de salud han reforzado la vigilancia y se han hecho numerosas pruebas para hacer frente a la epidemia, que no se había reportado oficialmente en el país hasta el pasado 9 de julio.

Según el último balance dado a conocer por la Organización Mundial de la Salud, al 6 de junio el virus A H1N1 había contaminado a 94,512 personas en 136 países, de las cuales 429 fallecieron.

Breux, citado por radio Métropole, agregó Haití cuenta con una máquina denominada Real Time-Polymérase Chain Reaction [RT-PCR] que permite diagnosticar a las personas que presentan los síntomas de la gripe A H1N1.

El experto dijo que resulta asombroso que recién se reportara el primer caso de la enfermedad en este país, cuando un gran número de haitianos viaja regularmente a Estados Unidos y Canadá, dos de los países más afectados de América, además de República Dominicana, donde se han reportado alrededor de un centenar de casos.

No había viajado
Sobre el caso confirmado, el representante de la OPS dijo que se trata de un ciudadano haitiano que no ha viajado al exterior desde hace tres meses.

Al respecto, el ministro de Salud haitiano, Alex Larsen, señaló que la ausencia de un contacto directo con países de América Latina puede considerarse como la principal explicación sobre la relativa “protección” de Haití.

Las autoridades haitianas llevan a cabo una campaña llamando a la población a adoptar medidas de higiene como lavarse las manos con frecuencia y estornudar cubriéndose la boca con un pañuelo.

De su lado, el médico principal de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah), Eric Bazooco, reveló a Métropole que son dos los cascos azules que han contraído el virus A H1N1.

EL CASO DE LOS DOS MIEMBROS DE LA ONU
Elmédico de la Minustah, Eric Bazooco, aseguró ayer que ya se han tomado algunas medidas para impedir la propagación del virus en los contingentes del Minustah y la población haitiana.

Se trata de dos cascos azules chilenos, recientemente llegados a Haití. “Existencias de tamiflu están disponibles e instalamos una clínica para mantener en cuarentena a los soldados enfermos”, dijo Bazzoco a Métropole. 

El responsable agregó que los cascos azules de la Minustah son puestos durante 14 días en aislamiento en sus países de origen después de haber sido declarados negativos y, una vez en Haití, deben aún permanecer 10 días en aislamiento antes de iniciar de servicio.